Comedores de Patrimonio Documental

Hemos querido dedicarle una entrada a este tema porque nos preocupa mucho, y porque hemos pasado alguna noche sin dormir por haber sufrido un ataque de estos pequeños insectos.

En España según Nieves Valentín (Química del IPCE), los materiales históricos sufren más los ataques de los insectos, que de los temidos hongos y microorganismos. Y creemos que es, porque no son visibles hasta que han realizado el daño.

La mayoría de los insectos que atacan a los soportes de papel y pergamino, prefieren los ambientes cálidos y húmedos.

Tipos

Los insectos son el reino más numeroso en la tierra, pero por suerte sólo unas familias, atacan a nuestro Patrimonio Documental.

  • Familia Anobiidae o anóbidos. Pertenecen al orden Coleoptera, a los escarabajos. Hay varias especies que atacan al papel y a la madera. Los más común que atacan al papel son el Anobium punctatum o carcoma de la madera y el Stegobium paniceum.
Stegobium paniceum. Fuente

Stegobium paniceum. Fuente

Estos bibliófagos pueden vivir durante muchos años en estado larvario comiendo papel si las condiciones lo permiten. La larva tiene forma de coma, es blanquecina y presenta pelitos en todo su cuerpo. Miden entre 1,3 y 10 mm. de largo. Esta larva perfora y realiza túneles en la documentación destruyendo el soporte papel e incluso la piel y el pergamino de las encuadernaciones. Alrededor de estos túneles deposita un polvo fino y una sustancia gomosa de desecho llamada detritus que hace que se peguen las hojas y se forme un bloque.

Ataque de Stegobium paniceum. Fuente: Cristina Romero Manso

Ataque de Stegobium paniceum: detalle de larvas, galerías y detritus. Fuente: Cristina Romero Manso

Atacan principalmente papeles de buena calidad, papeles de tina y los que ya han sido atacados por hongos, rehúyen de las zonas de tintas y de los borde porque no les gusta la luz.

Detalle de larva de Stegobium paniceum. Fuente: Cristina Romero Manso

Detalle de larva de Stegobium paniceum. Fuente: Cristina Romero Manso

El insecto cuando se convierte en adulto perfora los documentos o libros, sale al exterior, busca otro sitio dónde poner sus huevos y muere. En este momento nos podemos dar cuenta de su presencia.

  • La familia de los Lepismas o como se le conoce comúnmente, Pececillo de plata.

Comen de manera superficial realizando pequeñas erosiones irregulares. Le gustan las zonas encoladas dónde hay almidón y azúcares. No atacan al papel que contenga más de un 50% de pasta de madera.

Pececillo de plata. Fuente

Pececillo de plata. Fuente

Son lucífugos, prefieren los ambientes oscuros, zonas húmedas y templadas, como son  los baños de las casas. Llegan a medir hasta 12 mm.

Daños realizados por el pececillo de plata. Fuente

Daños realizados por el pececillo de plata. Fuente

  • Las cucarachas de la familia bláttidae son omnívoros pero se alimentan del papel de manera superficial, como los pececillos de plata, porque lo que les gusta es el almidón que lleva la documentación. Provocan manchas negruzcas y atraen a microorganismos.
  • De la familia de las Termitidae tenemos las conocidas comúnmente como termitas u hormigas blancas. Estos insectos son xilófagos pero pueden atacar al papel. De color blanco e iguales a los adultos en su aspecto. Son lucífugas y por tanto viven en zonas oscuras.
Termitas u hormigas blancas. Fuente

Termitas u hormigas blancas. Fuente

Su ataque no suele ser detectado hasta que han producido mucho daño. Van comiendo el interior sin acercarse a los bordes. Producen manchas en los orificios de color pardo-negruzcas.

Son insectos sociales. Dentro de la colonia está el rey y la reina, que son los únicos que tienen color, están pigmentados, por tanto pueden salir fuera a buscar otros nidos ayudándose de las alas.

Destruyen todo tipo de material orgánico, sobre todo si está húmedo y ha sido atacado anteriormente por microorganismos.

Control de plagas

Como primer método para poner fin a estos insectos hay que realizar un simple control de la población utilizando trampas adhesivas de dos tipos: alimentarias o de feromonas sintéticas (atraer a los machos). La monitorización nos dirá el número de capturas, si estamos ante una plaga o no, la especie y las medidas a tomar.

Trampas de monitorización con feromonas. Fuente: Cristina Romero Manso.

Trampas de monitorización con feromonas. Fuente: Cristina Romero Manso.

Trampa de monitorización. Fuente: Cristina Romero Manso

Trampa de monitorización, detalle de lepismas pegados. Fuente: Cristina Romero Manso

Hay dos métodos de erradicación. Los químicos: tóxico, no tóxico y baja toxicidad. Y los físicos con la modificación de temperatura, pero no vamos a explicarlos. Solamente decir, que el método más común en archivos y bibliotecas es el método químico de baja toxicidad (con piretrinas), que se realiza una o dos veces al año y cómo medida de prevención.

La desinsectación  la realiza una empresa especializa que utiliza productos que no dañen la documentación, al personal, el mobiliario, el medio ambiente,…

Si nos encontráramos con un problema serio de infestación en la documentación, el mejor tratamiento para desinsectar es un método no tóxico con gas inerte (argón o nitrógeno), llamado anoxia.

Tratamiento de Anoxia. Fuente

Tratamiento de Anoxia. Fuente

La precursora de esta investigación fue Nieves Valentín, que cómo hemos dicho al principio es química del IPCE.

Tratamiento de Anoxia. Fuente

Tratamiento de Anoxia. Fuente

Se puede aplicar sobre cualquier material orgánico y en grandes volúmenes. Para más información os remitimos al siguiente enlace: http://www.ifla.org/files/assets/pac/nieves_valentin_presentation.pd

Más información

CAVENA, G., NUGARI, M.P., SALVADORI O. La biología en la restauración. Guipúzcoa : Ediciones Nerea. Junta de Andalucía, 2000. ISBN. 84- 89569-48-7.

VALENTÍN, Nieves. Biodeterioro de los materiales de archivos y museos. Conservación y prevención. [En línea][Fecha de consulta: 14/3/2015] Disponible en:

<http://www.aecidcf.org.co/documentos/MI%2018.283%20Valentin,%20Nieves.%20Biodeterioro.pdf&gt;.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Destrucción de Patrimonio, Insectos, Papel. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Comedores de Patrimonio Documental

  1. Al leer el título de la entrada he pensado que ibas a dedicarla a los investigadores, también comedores de patrimonio documental, metafóricamente, pero ya veo que no… 😉 Ahora le pongo cara a los distintos bichitos en función de las marcas que dejan en la documentación. Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  2. vmielmora dijo:

    MUCHISIMAS GRACIAS =) necesitaba un poco de info sobre esrte tema

    Le gusta a 1 persona

    • Hola!! Muchas gracias, pero esto solamente es una pequeña pincelada. Para más información ve al pdf que nombro. Una de las personas que más sabe sobre estos bichitos es Nieves Valentín, encontrarás un montón de cosas en internet. Saludos y gracias

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s