Marcas o carátulas de las fábricas de papel

En una anterior entrada ya hablamos de la filigrana o marca de agua, pues bien ahora le vamos a dedicar una a las marcas, etiquetas o carátulas que llevaban impresos los paquetes de papel para su expedición. Estas marcas reafirman la marca y certifican la localización del molino productor.

Hay muy pocas cosas escritas sobre este tema y es el trabajo de Lourdes Munné Sellarès de los mejores que hemos encontrado. Como ella se centra en la producción Catalana, nosotros también. Aunque las imágenes son de varios sitios de España.

Nicolás Boronat

Librito de papel de fumar, papel de hilo. Nicolás Boronat en Cosentayna (Alicante). Papel coloreado con orla troquelada. (Ca. 1826). Medidas: 3,2 x 7,5. Fuente

Librito de papel de fumar. Papel de Hilo. Fábrica de Nicolás Boronat y Hermanos en Alcoy. S. XIX. Medidas: 3,4 x 6,9 cm.

Librito de papel de fumar. Papel de Hilo. Fábrica de Nicolás Boronat y Hermanos en Alcoy. S. XIX. Medidas: 3,4 x 6,9 cm. Coloreado a mano. Fuente

Ya se utilizaban anteriormente pero no es hasta mediados del siglo XVIII cuando la Real Junta de Gobierno del Comercio de Cathaluña reglamenta el uso de la filigrana en el papel y la carátula.

Suelen ser rectangulares y tienen unas dimensiones aproximadas de 20 x 14 cm., dónde aparece el nombre y apellido del fabricante, la ciudad, villa o lugar, junto a una imagen o marca de la fábrica, que dependiendo de la época, suele ser de diferentes técnicas de impresión y debe situarse sobre el papel que envuelve las resmas que era de color azul.

Librito de papel de la Fábrica de Riadura en Alcoy. Grabado xilográfico (Ca. 1826). Medidas: 3,9 x 15,5 cm. Fuente

Librito de papel de la Fábrica de Riadura en Alcoy. Grabado xilográfico (Ca. 1826). Medidas: 3,9 x 15,5 cm. Fuente

Etiqueta de la Fábrica de Lorenzo Riadura en Alcoy. Grabado xilográfico S. XIX. Medidas: 4,1 x 7,3 cm. Fuente

Etiqueta de la Fábrica de Lorenzo Riadura en Alcoy. Grabado xilográfico S. XIX. Medidas: 4,1 x 7,3 cm. Fuente

Al principio las carátulas se realizaban mediante grabados xilográficos, dónde podían marcarse los dibujos de las filigranas a modo de escudo o emblema. Pero pronto se empiezan a realizar extraordinarios grabados calcográficos, los cuales solían ser anónimos y se iluminaban a mano. Posteriormente la cromolitografía hará que se creen muchos temas decorativos y gran cantidad de color, dónde ya viene la firma del taller litográfico, a diferencia de los calcográficos dónde no solía ponerse.

Librito de papel de fumar marca

Librito de papel de fumar marca “La Fama” Fábrica de José Fernández, Madrid (Ca. 1930). Coloreado a mano. Medidas: 7,3 x 7,5 cm. Fuente

Librito de papel de fumar de la Fábrica de

Librito de papel de fumar “La pantera” de la Fábrica de Juan Botella e hijos (Ca. 1826). Grabado coloreado. Medidas: 8,5 x 7,5 cm. Fuente

La iconografía era muy variada, desde temas clásicos, elementos alegóricos y figuras mitológicas, realistas, populares, exóticos, etc,…  Este último está relacionado con el comercio americano y el papel de fumar, debido a que exportaba gran cantidad de éste. Los molinos más especializados en este tipo de papel eran los del Reino de Valencia, mientras que los papeles de buena calidad, tipo florete o barba se realizaban en Cataluña y otras partes de España.

Hay que destacar las marcas referidas al comercio, la industria y la navegación.

Primer librito de papel de fumar de la Fábrica de Diego. Segundo librito de papel de fumar de la Fábrica de Juan Casasempere. Grabados xilográficos parcialmente coloreados, S. XIX. Medidas: 3,3, x 15 cm. Fuente

Primer librito de papel de fumar de la Fábrica de Diego.
Segundo librito de papel de fumar de la Fábrica de Juan Casasempere con tema náutico. Grabados xilográficos parcialmente coloreados, S. XIX. Medidas: 3,3, x 15 cm. Fuente

En la carátula la imagen y el texto se distribuían de la siguiente manera:

  • Parte superior: elementos ornamentales y la imagen de la Fama, como importancia de la industria catalana.
  • Zona central: la imagen principal.
  • Zona inferior: dónde se ubica el texto o leyenda (fabricante, localización, clase de papel).

La calidad del papel venía reflejado en la marca con diferentes leyendas como: papel florete superior, papel superior, papel fino, de hilo puro, y el origen.

Papel florete del Molino de Capellades. Tema mitológico y náutico. Fuente: Museo Molino de Capellades.

Papel florete superior de la Fábrica de Almirall Hermanos en Capellades. Tema mitológico y náutico. Litografía, S. XX. Fuente: Museo Molino de Capellades.

Las marcas en su evolución van convirtiéndose en etiquetas comerciales y en pleno siglo XX van perdiendo la función como marca para la que fueron creadas, hoy día estas etiquetas son los logotipos de las empresas pero no tienen la calidad, la autenticidad ni la originalidad que tenían las carátulas de los siglos XVIII-XIX.

Librito de papel de fumar del León Dorado S. XIX. Medidas: 3,3 x 6,5 cm. Fuente

Librito de papel de fumar del León Dorado S. XIX. Medidas: 3,3 x 6,5 cm. Fuente

Más información

MUNNÉ SELLARÈS, Lourdes. Marcas de fábricas papeleras: unidad y diversidad. En: Actas del VIII Congreso Nacional de Historia del papel en España. Cuenca: Asociación Hispánica de Historiadores del Papel, 2008, p. 155-163.

Publicado en carátula de papel, Conservación, Filigrana o marca de agua | Etiquetado | Deja un comentario

¡¡Feliz día del libro 2015!!

Para celebrar el día del libro dejamos un enlace a un cortometraje maravilloso dedicado al libro. Se llama Los Libros Voladores. Espero os guste y feliz día del libro.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Día del libro 2015: un mar de ilusiones

Blog Cátedra de Historia y Patrimonio Naval

A quienes leen y disfrutan con los contenidos de un libro.

Antifonato S. XIV Antifonario S. XIV

A quienes en cada biblioteca hallan un mundo nuevo.

Sala Nottebohm de la Hendrik Conscience Library Sala Nottebohm de la Hendrik Conscience Library

A las personas que el mar se les antoja como una gran biblioteca desconocida y maravillosa.

niña sumerigda grandeç

A quienes luchan todos los días porque el libro, la cultura y el patrimonio sean conocidos y valorados como una herencia que debemos respetar, defender y transmitir a las siguientes generaciones.

Lettere de Quercia ca 1450 Brit Libr Lettere de Quercia ca 1450 (British Library)

A quienes cuando miran un mapa ven el mar como un mundo enigmático y desconocido, pero apasionante.

SH. MU-6-11

En resumen, a todas las personas a las que un libro les invita a soñar, porque con él recorren océanos en inmensas naves, descubren nuevas islas, oyen sirenas, luchan contra feroces piratas, se libran de enormes monstruos marinos y encuentran tesoros inimaginables. Y cuando despiertan se dan cuenta de…

Ver la entrada original 13 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Filigranas mitológicas en el Diario de las Cortes de Cádiz (1811-1813)

Filigranas y Marcas de Agua

A raíz del post publicado en el blog la Cátedra de Historia Naval sobre filigranas de temática marina que aparecen en los documentos de archivo[1], quiero mostraros una de las filigranas del Diario de las Cortes de Cádiz (1811-1813) que encajan en dicha temática marina.

Fruto de las investigaciones que realizamos para la consecución de un Corpus Documental de filigranas en la provincia de Cádiz, surge la posibilidad de investigar las filigranas en el Diario de las Cortes de Cádiz, documentación que actualmente reside en los Fondos de la Biblioteca Unicaja de Temas Gaditanos “Juvencio Maeztu” y, que aprovecho para invitaros a visitar y consultar. No tiene desperdicio.

Biblioteca de Temas Gaditanos “Juvencio Maeztu” Biblioteca de Temas Gaditanos “Juvencio Maeztu”

Gracias a la labor de los restauradores Pilar Morillo y Rafael de Leonor, hoy día, conservamos las filigranas de los 22 volúmenes que forman la colección, fruto de un arduo trabajo de fotografiado de…

Ver la entrada original 1.012 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La magia del papel: filigranas marítimas

Blog Cátedra de Historia y Patrimonio Naval

El mar y sus habitantes, así como las naves que lo atraviesan, han quedado inmortalizados en miles de manifestaciones de la humanidad. Hay algunas que son profundamente desconocidas, pero no por ello son menos dignas de exhibirse y difundirse. Es el caso de las marcas de agua que solía llevar el papel.

Pez. Pilten 1563. Fuente: http://www.piccard-online.de/detailansicht.php?klassi=037.002.005&ordnr=44424&sprache=en Pez. Pilten 1563. Fuente

En un recorrido por las señales que habitualmente dejaban los fabricantes de este material documental, hemos encontrado la milenaria conexión hombre-mar, que con la aparición y uso del papel se ha convertido en un tándem que caracteriza profundamente nuestra civilización: el mar para navegar y soñar y el papel para dejar por escrito nuestros pensamientos y actividades.

Barco. Culemborg 1376. Fuente: http://www.piccard-online.de/detailansicht.php?klassi=020.&ordnr=156030&sprache=en Barco. Culemborg 1376. Fuente

Las marcas de agua con motivos marinos son muy variadas y existen ejemplos desde la Edad Media. Las más comunes representan peces, barcos, moluscos, anclas, compases y sirenas, entre otros, pero con el…

Ver la entrada original 1.021 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Los incunables

Según el DRAE la palabra incunable procede del latín incunabula.

  1. Se dice de toda edición hecha desde la invención de la imprenta hasta principios del siglo XVI.

La palabra se empieza a utilizar en 1639 por el alemán Mallinckrodt en el folletín “De ortu et gressu antis typographicoe”. Procede del latín como ya hemos dicho y hacía referencia a los pañales o fajas con los que se envolvía a los niños. En sentido figurado se designaba también con ello al lugar de nacimiento y primera residencia. Mallinckrodt denominó a la primitiva época de la imprenta como “prima typographiae incunabula”.

Los incunables son muy apreciados porque son la historia de la imprenta más primitiva.

Salutifera Navis, 1488 a 1498. Grabados atribuidos al taller de Durero. Esta portada es conocida como "La nave de los locos". Fuente

Salutifera Navis, 1488 a 1498. Grabados atribuidos al taller de Durero. Esta portada es conocida como “La nave de los locos”. Fuente

Concretamente los libros hechos entre 1450 y 1500, también llamados paleotipos, antiguos, según la terminología que se utilizaba en el siglo XVIII.

Se calcula que se produjeron entre 30.000 y 40.000 incunables y más o menos 500 ejemplares de cada uno, por tanto unos 20 millones de libros en 50 años.

El libro de proprietatibus rerum por Fray Vicente de Burgos. Impreso en Tolosa por Henrique Meyer de Alemania, 1494. Fuente

El libro de proprietatibus rerum por Fray Vicente de Burgos. Impreso en Tolosa por Henrique Meyer de Alemania, 1494. Fuente

Tipos

Los incunables se clasifican en xilográficos y tipográficos.

Los primeros se realizaban con planchas de madera grabada, entintada y estampada sobre el papel. A estas matrices de madera se las denominaba tabelarios o libros bloque.

Biblia Pauperum, ca. 1440-1450. Países Bajos. Ejemplo de libro xilográfico. Fuente

Biblia Pauperum, ca. 1440-1450. Países Bajos. Ejemplo de libro xilográfico. Fuente

Había dos maneras de imprimir con prensa y a pincel.

Los impresos con prensa se denominan incunables opistógrafos y están impresos por una sola cara. Y los impresos a pincel se llaman anopistógrafos; también están impresos por una sola cara pero luego se pegaban dos hojas, teniendo una sola hoja impresa por las dos caras. Estas hojas podían ir sueltas o cosidas.

Los tipográficos están hechos con letra de tipo móvil. Lo que todo el mundo reconoce por ser Gutenberg el inventor de éstos tipos.

Lo carcer de d´amor composta y hordenada per Diego de Sant Pedro, 1493. Facsímil. Fuente

Lo carcer de d´amor composta y hordenada per Diego de Sant Pedro, 1493. Facsímil. Fuente

Estos primeros libros intentan parecerse a los manuscritos pero también introducen características propias:

  • Carecen de portada –hasta 1500-, los datos relevantes se colocan en el colofón.
  • La primera hoja iba en blanco y se empezaba a escribir en la tercera o a la vuelta de la primera. A mediados de 1470 en la página en blanco se podía poner una indicación del autor y el título o también promocionar la venta del libro.
  • Tienen colofón a modo de identificación dónde aparece el título, autor, impresor, lugar y fecha.
Colofón del libro. Fuente

Colofón del libro El Elogio del Serenísimo Fernando, Rey de España… colaborador Cristóbal Colón. Impresor JohannBergmann, 1494. Fuente

Grabado del mismo libro arriba citado. Página 61. Fuente

Grabado xilográfico del mismo libro arriba citado. Página 61. Fuente

Otra grabado del mismo libro, página final 79. Fuente

Otra grabado xilográfico del mismo libro, página final 74. Fuente

Meditaciones de Juan de Torquemada. Roma, Impresa por Ulrico Han, 1467. Primer libro impreso ilustrado publicado en Italia. Letra gótica, grabados e iniciales de madera. Fuente

Meditaciones de Juan de Torquemada. Roma, Impresa por Ulrico Han, 1467. Primer libro impreso ilustrado publicado en Italia. Letra gótica, grabados e iniciales de madera. Fuente

  • Faltan las letras capitales, excepto en el Salterio de Schoffer. Aparecen los huecos para iluminar a mano o en taco de madera a dos colores, hasta 1499 dónde se generaliza este último.
  • Faltan divisiones en el texto.
  • Generalmente a dos columnas las biblias, litúrgicos y jurídicos. Única columna para la literatura clásica.
Catholicon de Gutenberg y Balbus, 1470. Letra gótica a dos columnas, 66 líneas. Fuente

Catholicon de Gutenberg y Balbus, 1470. Letra gótica a dos columnas, 66 líneas. Fuente

  • Letra gótica para obras religiosas, jurídicas y de consulta. Letra romana para literatura clásica y obras más modernas.
  • No llevan pie de imprenta.
  • Las hojas van foliadas. En España es más característico que se realice en número romanos.
  • No llevan signos de puntuación (para realizar las pausas estaban los calderones, que eran unas letras que iban en color rojo que avisaban al lector de que descansara).
  • Aparecen abreviaturas.
  • La signatura tipográfica son letras o símbolos que se colocaban en la parte inferior de la primera hoja de cada cuaderno para facilitar el trabajo a los encuadernadores.
  • Aparece el reclamo, que es la primera palabra o sílaba colocada a la derecha, debajo de la última línea y que era la misma que iniciaba el recto de la siguiente hoja.
Ejemplos de foliación y signatura de los incunables. Fuente

Ejemplos de foliación y signatura de los incunables. Fuente

  • Los márgenes son generosos.
  • Se usa papel, pergamino o vitela.
  • Suelen ser de gran formato: forma regalis 70 x 30 cm., y forma mediana 50 x 30 cm., aunque había más tamaños.
Apocalipsis de S. Juan, 1470 Alemania. Libro xilográfico. Fuente

Apocalipsis de S. Juan, 1470 Alemania. Libro xilográfico a color. Fuente

  • Incorporan los exlibris (1516, primer exlibris fechado).
  • Aparece el Registro, que es una página índice donde se colocan en orden los reclamos usados a pie de página.
The Nativitatibus (latine). Henricus Bate Magistralis compositio astrolabii, 1485, Venecia. Fuente

The Nativitatibus (latine). Henricus Bate Magistralis compositio astrolabii, 1485, Venecia. Fuente

El primer incunable que se realiza en la península es El Sinodal de Aguilafuente, impreso por Juan Párix en 1472 en Segovia. Famosa también es La Gramática de Nebrija, impresa en Salamanca en 1492. En Sevilla están los impresores llamados los cuatro compañeros alemanes que realizan Las siete Partidas de 1491, etc., otros incunables salieron de las imprentas de diferentes ciudades como Burgos, Zamora, Barcelona, Zaragoza o Toledo.

Gramática Castellana de Nebrija de 1492. Letra gótica a tinta negra y roja. Íncipit y prólogo. Falta Inicial. Fuente: Universidad de Salamanca

Gramática Castellana de Nebrija de 1492. Letra gótica a tinta negra y roja. Íncipit y prólogo. Falta Inicial. Fuente: Universidad de Salamanca

Más información

DAHL, Svend. Historia del Libro (Edición no venal).Madrid: Alianza Editorial, S.A., 2007, p. 316.

ESCOLAR, Hipólito. La imprenta incunable. En: Historia Ilustrada del libro español. De los incunables al siglo XVIII. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez ,2001, p. 586.

Publicado en Imprenta, Impreso, Incunable | Deja un comentario

Aldo Manuzio

Nosotros también queremos sumarnos al homenaje que realiza la Biblioteca Nacional con la exposición: “500 años sin Aldo: Mercaderes en el templo de la literatura. Aquí nuestra pequeña aportación.

Coincidiendo con el Renacimiento, la imprenta llega a Italia. En  1469 aparece en Venecia y se produce una gran revolución en el mundo del libro.

Imprenta, Siglo XV. Fuente: Cátedra de Historia Naval

Imprenta, Siglo XV. Fuente: Cátedra de Historia Naval

Anteriormente en 1449 nacía el gran Impresor y Humanista italiano Aldo Manuzio, en Bassiano, el cual, cambiará por completo el concepto de libro. Muere en Venecia el 6 de febrero de 1515.

De familia culta, estudió latín y griego en Roma y Ferrara. En 1490 se traslada a Venecia a vivir y trabajar. Está considerado el primer editor de libros y creador del libro de bolsillo, tamaño octavo, tal y como lo conocemos hoy día. Fue tal la calidad, que hoy día no se ha superado.

Recuperó los clásicos en griego y latín y 28 ediciones príncipe.

El primer libro salido de su imprenta es una gramática griega de 1495. El primer libro latino fue El Diálogo sobre el Etna de Pietro Bembo, de 1495. Y el primer libro impreso de tamaño reducido u octavo fue una edición de Virgilio de 1501.

Aldo introduce una serie de mejoras en el libro:

  • Fija la marca de impresor en la portada: dibujo de un ancla y un delfín con el “festina lente”,  apresúrate despacio.
Marca de impresor de Aldo "Festina Lente" en el libro Viaggi Fattida. Fuente

Marca de impresor de Aldo “Festina Lente” en el libro Viaggi Fattida. Fuente

El ancla como simbología marítima fue muy utilizado por artistas del mediterráneo. La acción de tener una embarcación fija en el mar, se convirtió en alegoría de la “esperanza” o “salvación” y el delfín se relaciona con el capítulo de Jonás y la Ballena, que significa la “resurrección”.

  • Apuesta por la letra romana de Jenson. Tiene cierta inclinación hacia la derecha, lleva serif, diferentes gruesos, etc. es lo que hoy llamamos la letra cursiva y que en su tiempo se conoció cómo letras aldinas. El cuerpo del libro lo configura en forma de copa, revolucionando la maquetación.
Triunfo con censura. Fuente

Maquetado en forma de copa. El Triunfo de la obra Hypnerotomachia Poliphili. Fuente

  • Rescata las letras capitales hechas en taco xilográfico (que empezó a utilizar Ehrard Rathold). A partir de ahora son de color blanco interiormente, sin relleno del fondo, más ligeras.
  • Elimina la disposición de las dos columna, tan característico en los incunables.
Detalle de la letra capital con el fondo blanco. Fuente

Detalle de la letra capital con el fondo blanco. Fuente

Hypnerotomachia Poliphili. Fuente

Una sola columna. Hypnerotomachia Poliphili. Fuente

  • Introdujo el cartón en las tapas, de influencia claramente oriental. La tan pesada madera es sustituida por el cartón.
  • Introduce la piel de becerro y el marroquín. Influencia de las encuadernaciones islámicas.
Poemata de Horace. Fuente

Poemata de Horace. Hierros aldinos en la portada. Fuente

  • Para la decoración de las encuadernaciones utiliza la técnica del dorado (aunque al principio también estampaba en frío), que es también influencia islámica; y lo realiza con líneas y florones vegetales. Tres tipos: plenos o llenos, vaciados y azurados.
  • En las encuadernaciones utiliza piel marrón rojiza. Los florones los ubica en las esquinas de las bisectrices del ángulo. Realza mucho la parte central de la tapa y coloca el título en el centro. El lomo aún no destaca. Los entrenervios son equidistantes. Encuadernación a la griega.
Ex Plauti comoediis, 1522. Hierros aldinos. Fuente

Ex Plauti comoediis, 1522. Hierros aldinos. Fuente

Aldo llegó a ser el impresor más famoso de Europa y todos los humanistas querían estar en su catálogo. Tanto es así que según Javier Azpeitia (comisario de la exposición de la BNE “500 años sin Aldo Manuzio: Mercaderes en el templo de la literatura”), llegó a colgar en su puerta la siguiente petición: “Quienquiera que seas, Aldo te suplica, que en cada estancia, le expliques con toda brevedad lo que deseas de él y, después, te marches sin retardo”.

Fue tan grande el trabajo, que tuvo que reunir un cuerpo de filólogos, llamado Aldi Neacademia, para hacer frente a los pedidos.

Herone Leandro. Fuente

Herone et Leandro en griego y latín sin fechar. Una de las ediciones más antiguas de Aldo. Fuente

Como hemos visto, Aldo fue un gran innovador en la tipografía y en la cultura, ya que gracias a él, el libro se hizo accesible a todo tipo de público. Las encuadernaciones ya no son tan suntuosas, la reducción del tamaño y la introducción del cartón y el papel hacen que pese mucho menos y sea más barato. Por tanto el libro se convierte en un objeto que se maneja fácilmente y se puede llevar, de aquí para allá.

El triunfo de Leda. Hypnerotomachia Polifili. Fuente

El triunfo de Leda. Hypnerotomachia Poliphili. Fuente

Su obra más famosa y dónde se hace realmente conocido es con “Hypnerotomachia Poliphili” o Los juegos de sueños de amor de Polifilo y más popular el Sueño de Polifilo. De Francesco Colonna en 1499. Es considerado el libro más bello del Renacimiento. Los grabados son de pintores venecianos, relacionados con la pintura de Mantegna. Tiene tamaño cuarto con 168 grabados. En vez de utilizar letras capitulares grandes como en otras obras, lo que hace es sangrar el texto.

Hypnerotomachia Polipili. Fuente

Detalle de un grabado de Hypnerotomachia Poliphili. Fuente

 Más información

DAHL, Svend. Historia del libro. Madrid: Alianza Editorial, 2007. P.316. (Edición no venal). D.L: M.15217-2007.

SARRIÁ RUEDA, Amalia. Los inicios de la imprenta. En: ESCOLAR, Hipólito Dirección. Historia ilustrada del libro español. De los incunables al siglo XVIII. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2001, p. 44-45.

Publicado en Aldo Manuzio, Imprenta, libro de bolsillo | Deja un comentario